EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified



Museo expondrá foto de "Mercado Libre"










on gran repercusión y generando las lógicas expectativas del caso,
se dio a conocer hace días una noticia referida a la próxima exhibición en un museo uruguayo de "la primera cédula de identidad de Carlos Gardel", obtenida en 1920.

       El error salta a la vista de quienes nos hemos dedicado a estudiar la vida del Morocho Cantor, ya que es ampliamente conocida la gestionada en 1915, días antes de su viaje a Brasil (ver)
   
       Esta inexactitud me llevó a profundizar la información, obteniendo un resultado verdaderamente sorprendente:

      NO ES EL DOCUMENTO LO QUE VA A EXPONERSE SINO UNA FOTOGRAFÍA QUE CIRCULA POR INTERNET DESDE EL MES DE MARZO DE 2013

          Veamos, punto por punto:

     En su edición del 21 de setiembre ppdo., el diario "El País" de Montevideo anunciaba con los merecidos titulares la inminente exhibición de la cédula argentina de Carlos Gardel



     La extensa nota periodística no sólo se publicó en su habitual edición impresa sino también en la digital (ver). Sugestivamente, en esta última no se reproducen las fotografías que la motivaron y esa omisión me impulsó a elaborar el presente artículo. 



       
Lo notable del caso es que, pese a tanta alharaca,  no es el documento promocionado lo que va a exponerse sino una fotografía comprada en Mercado Libre, que todavía se encuentra en internet (ver)


     Previendo que en un futuro no muy lejano el enlace caducará, tomamos la precaución de capturar la imagen de pantalla a los efectos de brindar a nuestros lectores la información que disponemos con respecto al tema.




Detalles de las fotografías que se expondrán en el Museo de Tacuarembó 



     Como puede observarse, las imágenes publicadas en la edición impresa (y omitidas en la digital) del diario son exactamente las mismas que las vendidas en Mercado Libre: La misma inclinación, el mismo ángulo, la misma iluminación... y hasta el mismo fondo negro. Pero, fundamentalmente, el artículo en venta no era la cédula de identidad sino sus fotos.  

     Queda claro que el vendedor -registrado en ML el 29/09/2004 con el nick DOLORESANTIGÜEDADES, en alusión de la localidad bonaerense donde reside- no poseía la cédula original sino sólo dos antiguas fotos de 30 cm x 20 cm en perfecto estado. Como vemos, en ningún momento se habla una palabra del documento cuya exhibición se promociona. 


      La publicación en ese conocido sitio comenzó a fines del mes de marzo (guardé las imágenes en mi pc el 29/03/13 a las 7:14 p.m.) y la compra recién se concretó el 6 de junio a las 9:23. Originariamente el precio era de $600, pero el vendedor accedió a la solicitud de rebajarlo a $400.


      El nick del adquirente en ML es NET930, está registrado en ese sitio desde el 23/03/2007 y su nombre de pila es Walter, según se lo menciona en algún comentario.



    Transcribimos la solicitud de rebaja y las respuestas del vendedor, que no se visualizan correctamente en la imagen, para no dejar dudas en ninguno de los puntos expuestos, respetando puntuación y mayúsculas:

- te puede interesar 400 por las fotos
- HOLA SI ME SIRVE. CONFIRMAME POR ESTE MEDIO Y BAJO EL PRECIO. SALUDOS
- confirmado
- listo ya te bajo.

           De esta manera, el precio -que, como se observa en la descripción del artículo, era de $600- se redujo a $400. 
        Las fotos llegaron a la Ciudad de Buenos Aires el 25 de junio y el vendedor retribuyó la calificación "positiva" que su contraparte le había otorgado el día 16.


       Veamos las imágenes ampliadas:


Las publicadas en el diario:


    Las publicadas en Mercado Libre:


Estas dos últimas fueron extraídas de aquí:


         Lo que va a exhibirse en el Museo de Tacuarembó no es el documento que se promociona sino una fotografía que todavía se encuentra en Internet y por lo tanto dista de ser todo lo "inédita" que se anuncia.


     Nada tiene de cuestionable que un museo exponga una fotografía adquirida en un sitio de Internet dedicado a la compra-venta, pero es gravísimo que se la disfrace anunciando con bombos y platillos la exhibición de un "documento original" y un "facsímil nunca antes visto" cuando en realidad se trata de una imagen presente en Internet desde hace seis meses.


      *
 Por otra parte, en el cuerpo de la nota periodística se destaca que:

        1) "Permaneció escondido por más de 75 años": Esta frase tendría sentido si se expusiera el documento original, aunque -según veremos-, el mismo diario se encarga de informar que no será así. 

     2) "Hasta ahora el facsímil nunca fue publicado": Como quedó dicho, desde marzo de 2013 está en la red, al alcance de millones de usuarios de todo el mundo, de todas las edades y todos los idiomas. Nada tan desconocido ha de exhibirse en el museo uruguayo.

      3) "El documento forma parte de la colección (...) de FICA" y "una copia será llevada al Museo de Tacuarembó": Finalmente se desliza, como al pasar, qué es lo que va a exponerse. Ambigua y confusamente se deja la idea de que la cédula original pertenece a esa fundación, lo cual en este marco resulta muy poco creíble ya que no se especifica quién es el poseedor del  documento ni la modalidad mediante la cual fue adquirido.

      4) "La Argentina, al otorgárselo, reconoce implícitamente la validez legal del Registro de Nacionalidad": La Argentina también le había expedido una cédula anterior, donde Gardel se decía nacido en La Plata... Debemos suponer, entonces, que estaba reconociéndole implícitamente un origen bonaerense...? Pero dejemos de lado preguntas y conjeturas. Yendo a  hechos concretos, recordemos que el Cantor tuvo dos Libretas de Enrolamiento argentinas -donde también se decía nacido en Tacuarembó en 1887-, que nunca figuraron en los padrones electorales. He ahí la validez del Registro de Nacionalidad.

       5) "Fue realizada antes de que se nacionalizara argentino". Lo acertado sería decir que "fue realizada para nacionalizarse argentino" ya que la cédula de identidad era uno de los requisitos para obtener su ciudadanía. Obviamente sus datos debían coincidir con los consignados en el Registro de Nacionalidad. A partir del 8 de octubre de 1920, invariablemente se dirá nacido en Tacuarembó en 1887, pero todo se esclarecerá en su testamento ológrafo, que fue considerado válido por la Justicia Argentina y Uruguaya y por lo tanto no merece cuestionamiento alguno.




Periodistas, gestores culturales, gardelianos, investigadores, turistas y públicos diversos asistirán al Museo de Tacuarembó convocados por una cédula de identidad de Gardel que por primera vez sale a luz, sin imaginar que sólo van a encontrar una foto que ya vieron en Internet.



Se promete como inédito algo público; 
como original, una reproducción.


       Nadie merece tal burla.


Ana Turón
Azul, setiembre 24 de 2013