Novedades:
-



EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified



Battistella, Pettorossi y Pizarro en películas de Gardel

 





uchos fueron los obstáculos que debieron sortear Gardel y Le Pera durante las filmaciones en el extranjero, debido al escaso presupuesto y al desconocimiento de la esencia argentina de los argumentos por parte de los directores.

Así, hubo quienes aún sin antecedentes actorales desempeñaron breves papeles que no quedaron registrados ni se mencionan en trabajos basados en la información técnica de los films.

El letrista Mario Battistella fue uno de ellos, según declaró Gardel al diario “Crítica” el 31 de diciembre de 1932: “…hasta Battistella, el autor de tangos, participa en un papelito episódico”.

Efectivamente, entre el minuto 43:18 y el 43:50 de “Melodía de Arrabal”, encarna al secretario de “Radio Central” manteniendo un breve diálogo con un extra de marcado acento español e intentando impedir el ingreso de “Alina” (Imperio Argentina) al despacho del director. 


Foto: Todo Tango (tomada en un descanso de la película que nos ocupa?)

Battistella en "Melodía de Arrabal"

Battistella, que había conocido a Gardel en Buenos Aires a principios de los años ’20, participó en la creación de los temas musicales de los largometrajes de 1932: Los tangos “Me da pena confesarlo”, “Estudiante” y “Melodía de Arrabal”; la zamba “Criollita de mis ensueños”[1], y las canciones  “Mañanita de sol”[2], “Cuando tú no estás”  y  “La Marcha de los granaderos”[3] , todas en coautoría con Alfredo Le Pera y musicalizadas por Gardel[4]. A estos tres autores pertenece el "Vals de las guitarras", aunque no se lo incluyó en ninguna película ni fue llevado al disco.

Otras obras suyas que integraron el repertorio gardeliano fueron “Sueño Querido”, “Desdén”, “Mi alhaja” (o “Mon bijou”) y “Al pie de la santa cruz”.

  

Similar fue el caso de Horacio Pettorossi, quien además de acompañar con su guitarra a Gardel durante la interpretación del tango “Silencio”, encarnó a “Julián” en la cantina del comienzo de la película. Si bien en el reparto se atribuye ese papel a José Argüelles, ambos actores se identifican fácilmente, sobre todo porque este último había trabajado en “Esperame”:


Argüelles y Pettorossi en "Melodía de Arrabal"  
Fotograma del reparto de "Melodía de Arrabal"




José Argüelles en distintas escenas de "Esperame"

Pettorossi junto a Gardel

                      

 Refiriéndose a este episodio, Pettorossi contó que Gardel “decidido a ayudarme a cualquier costa, convenció al director de la película para que me asignara un papel de poca monta. Logrado su propósito, por espacio de un mes me hizo ir al estudio de la Paramount en Joinville. Yo, tal cual llegaba, me tiraba en un rincón, donde dormía plácidamente; solo despertaba para cobrar mi asignación diaria que ascendía a 100 francos.

-¿Y no intervino en el film?

-Sí, el último día del mes tuve que despedirme ante la cámara nada menos que durante cinco minutos: para eso había percibido ya 3.000 francos”.


Otra participación omitida en los créditos –esta vez en la película “Esperame”- corresponde a la orquesta de Manuel Pizarro, apenas mencionada en artículos periodísticos.

Las opiniones autorizadas de Carlos Ríos, Carlos Picchio, José María Kokubu y Walter Piazza coinciden en que se trataría del tango citado indistintamente como “Bandoneón Compañero” y “Bandoneón Campanero”, grabado por la mencionada orquesta para el sello Pathé,  disco X 96126 301457 el 10 de marzo de 1932 es decir, meses antes de la filmación.

De la comparación entre ambas versiones surge que solo la segunda parte (o segundo tema) presenta modificaciones, mientras que la primera se mantiene inalterable.

Escena de la película "Esperame"

Grabación de Pizarro para el sello Pathé


Tal vez nunca sepamos a ciencia cierta lo sucedido, pero conociendo la amistad que unía a Gardel y Pizarro desde el barrio del Abasto, es posible que acordaran dar un toque porteño que contrastara con las danzas españolas y la orquesta cubana de Don Aspiazú, para lo cual eligieran un tango de moda, cuya segunda parte debieron alterar para evitar conflictos legales con la empresa Pathé a la que Paramount le disputaba la primacía cinematográfica.

Quedaría así explicada la ausencia de los músicos en la pantalla y en los créditos, como así también la vaguedad de las menciones de la prensa que omite hasta el nombre de pila.

Cierto es que no debe descartarse la posibilidad de que la ejecución del tango haya estado a cargo del conjunto orquestal de Juan Cruz Mateo, aunque en este caso no habría tenido sentido omitir su participación.

Es oportuno señalar que la autoría corresponde al propio Manuel Pizarro, ya que suele confundirse con el chamamé “Bandoneón compañero”, perteneciente a Jorge Escobar.




 

 Ana Turón

Azul, febrero 18 de 2021




FUENTES CONSULTADAS

Libros:

DAUS, Roberto: Gardel en imágenes (Ed. Almendras, 1998)

PELUSO, Hamlet - VISCONTI, Eduardo: Gardel y la Prensa Mundial (Ed. Corregidor, 1991)

PELUSO, Hamlet - VISCONTI, Eduardo: Gardel y la Prensa después de su Muerte (Ed. Corregidor, 2014)

Sitios Web:

Archivos Personales:
Kokubu, José María
Piazza, Walter
Picchio, Carlos
Ríos, Carlos
Turón, Ana



[1] Posteriormente Enrique Cadícamo intervino los versos de “Criollita de mis ensueños”, hecho que explica las diferencias entre la versión fílmica y la discográfica.

[2]  Interpretada a dúo con Imperio Argentina

[3] Interpretada por Imperio Argentina como solista

[4] En la musicalización de “Cuando tú no estás” participó el destacado compositor francés Marcel Lattès.