Novedades:
-



EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified



DÍA NACIONAL DEL TANGO. Breve historia de una gesta cultural

 





l proyecto de una efeméride que rindiera homenaje al tango nació el 11 de diciembre de 1965, cuando Ben Molar[1] se dirigía al festejo del cumpleaños de Julio De Caro (1899-1980). Ese día también se recordaba el nacimiento de Carlos Gardel (1890-1935) y abundaban las reuniones informales para escuchar sus discos y contar anécdotas mientras los diarios, radios y cines le dedicaban especial atención.

Gardel  seguía siendo el cantor por excelencia, el compositor de melodías memorables, el de promisoria carrera cinematográfica truncada en Medellín.

De Caro, por su parte, había marcado un hito en la historia del tango con sus creaciones musicales, su orquesta y su violín corneta.

Los homenajes eran un hecho y merecían oficializarse.

La propuesta fue bien recibida por quienes se resistían a las músicas extranjeras que atentaban contra nuestra cultura tanto como la prohibición del lunfardo y de tangos con contenido social impuesta por sucesivos gobiernos, que nos habían sumido en un abismo de no-identidad.

Sin comprender la trascendencia de la solicitud, el Secretario de Cultura de la Municipalidad de Buenos Aires, Ricardo T. Freixá, solicitó a Ben Molar adhesiones a su proyecto. Las muestras de apoyo de las primeras doce entidades no tardaron en hacerse conocer: SADAIC, ARGENTORES, SADE, Casa del Teatro, Sindicato Argentino de Músicos, Unión Argentina de Artistas de Variedades, Academia Porteña del Lunfardo, Radio Rivadavia, Fundación Banco Mercantil, Asociación Gardeliana Argentina, Asociación Argentina de Actores y Asociación Amigos de la Calle Corrientes.

Pese a ello el tiempo transcurría sin respuestas, por cuanto Ben Molar amenazó cordialmente al mencionado funcionario con una movilización mediática y un festival monstruo en apoyo del “Día del Tango” en el Luna Park que gentilmente facilitaba Tito Lectoure.

El 29 de noviembre de 1977, luego de más de una década de gestiones, se promulgó el decreto Nº 5830/77 que declaraba al 11 de diciembre como “Día del Tango” en la Ciudad de Buenos Aires.

Ese primer reconocimiento oficial contó con la actuación de destacados artistas y 15.000 espectadores que cantaron el “feliz cumpleaños” a Julio De Caro.

Esa noche se rindió homenaje a Gardel en el mismo estadio donde se habían velado sus restos.

Ante tan contundente éxito, el Secretario de Cultura de la Nación, Dr. Raúl Alberto Casal, solicitó un espectáculo similar para despedir el año.

Ben Molar aceptó, pero a cambio pidió extender la efeméride al nivel nacional.

El 23 de diciembre, en medio del festival del Teatro Nacional Cervantes, se dio lectura al Decreto Nº 3781/77 firmado el 19 de diciembre, en el que quedó establecido el “Día Nacional del Tango” para todos los 11 de diciembre.

 

Fuente: http://www.saij.gob.ar/






























A partir de entonces, embajadas y consulados argentinos llevaron esta celebración a países que la adoptaron rápidamente aun sin contarla en el calendario oficial.

Pese a la adhesión mundial a esta fecha, del otro lado del Plata se conmemora el “Día Uruguayo del Tango” cada 5 de octubre, de acuerdo con lo establecido en la Ley Nº 18.107 del 29 de marzo de 2007.




Ben Molar pudo ver que aquel proyecto nacido en los años ’60 alcanzaba el pináculo cuando el 30 de septiembre de 2009 el tango fue declarado “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad” por laUNESCO.

El mismo organismo concedió ese galardón a la voz de Gardel (2003) y al filete porteño (2015), poniendo en valor distintas aristas de nuestra identidad, omnipresentes en el tango.




 

Ana Turón

Azul, diciembre de 2021


[1] Moisés Smolarchik Brenner (1915-2015) fue autor, compositor y productor musical, académico de la Academia Nacional del Tango y de la Academia Porteña del Lunfardo, Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, miembro de la Comisión Directiva de las Escuelas Tecnológicas ORT, miembro de la Comisión Directiva del Instituto Cultural Argentino-Israelita, Presidente Honorario de la Asociación Gardeliana Argentina, miembro fundador de la Casa Argentina en Tierra Santa y miembro de la Comisión Directiva de la Asociación Amigos de la Calle Corrientes.